INFORME

Sobre la situación en Nicaragua | Alta Comisionada de los Derechos Humanos de Naciones Unidas (Febrero 2021)

Este informe de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos muestra una panorámica de la situación de derechos humanos en Nicaragua desde el 1 de agosto de 2019 hasta el 31 de diciembre de 2020. Se centra en las crecientes restricciones del espacio cívico y la persistente impunidad por las violaciones de derechos humanos cometidas en el marco de las protestas de 2018. También destaca el impacto de la pandemia de la covid-19 y de los huracanes en los derechos humanos. Por último incluye una serie de recomendaciones.

Han pasado casi tres años desde el estallido de la crisis sociopolítica y de derechos humanos en abril de 2018. La OACNUDH, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes documentaron múltiples formas de represión y violencia que dejaron más de 300 personas muertas y 2.000 heridas en el contexto de las protestas, mientras que al menos 1.614 personas fueron arbitrariamente privadas de su libertad. Desde entonces, más de 100.000 nicaragüenses han solicitado asilo en terceros países, incluidos unos 25.000 durante el período que abarca el informe. La crisis ha adquirido dimensiones económicas y humanitarias, exacerbadas por la pandemia de enfermedad por coronavirus y, en noviembre de 2020, por los huracanes.